Skip links

Crisis Empresarial: una Oportunidad de Crecimiento para tu Empresa

  • Cada crisis empresarial es una oportunidad para fortalecerse y crecer. Debes tener cuidado para no fracasar.
  • Contar con una estrategia para superar la crisis definirá el futuro de tu empresa.
  • Es clave que tengas claro cuál es la relación de cada una de las etapas de crecimiento de las empresas con estos tipos de crisis. 

A pesar de su connotación negativa, las crisis (de cualquier tipo) pueden ayudarte a crecer, y el mundo de los negocios no es la excepción. Todas las compañías han enfrentado una crisis empresarial que las impulsa en su crecimiento. Las crisis suelen ser oportunidades también.

Identificar una crisis es crucial para superarla, ya que no deja de ser una prueba de fuego para tu negocio. Es decir, entrar en una crisis no hará más fuerte a tu compañía; aprender a salir de ella sí lo hará. 

¿Sabes si tu empresa se encuentra en crisis? Este artículo se basa en las etapas de crecimiento publicadas por Churchill y Lewis en Harvard Business Review. A cada etapa corresponde una crisis que definirá si se avanza o no a la siguiente fase. 

Toda crisis empresarial es una oportunidad de crecimiento y fortalecimiento. Conocer las etapas de desarrollo de tu empresa y sus crisis es crucial para alcanzar el éxito.

Descagable Bold-Modelo financiero CVP

Tipos de crisis empresarial

Hablar de crisis empresarial es un tema tan fascinante -para los estudiosos- como complejo -para los protagonistas-. Si bien se trata de momentos inevitables en cualquier empresa, es también una de las etapas más temidas. 

Pero ¿por qué si son cruciales para el crecimiento, tienen una carga tan negativa? Porque saber qué tienes que hacer para salir de dónde estás es muy diferente a saber cómo hacerlo. Cuando careces de estrategia, es casi imposible superar una crisis.

Para explicarte mejor los tipos de crisis empresarial, los relacionamos con la etapa de crecimiento a la cual corresponden:

CrisisEtapa de crecimiento
de liderazgoExistencia
de autonomíaSuperviviencia
de controlÉxito
de burocraciaDespegue
de propósitoMadurez de recursos

Crisis de liderazgo

Tipos de crisis empresarial
Photo by Jon Tyson on Unsplash. Bajo licencia CC0

Es la crisis que sucede al final de la etapa de existencia. La empresa tuvo un arranque perfecto. Encontró un hueco en el mercado y lo cubrió con un producto o servicio innovador que fue deseado por los clientes.

El crecimiento se basa en la capacidad del dueño para satisfacer a sus clientes y en su experiencia en los negocios. En los primeros meses es normal que una gran cantidad de responsabilidades y decisiones caigan en sus manos. 

¿Cuándo comienza la crisis? Cuando la carga de trabajo y las responsabilidades comienzan a superar su capacidad y el dueño no sabe cómo delegar. Cuando este quiere seguir resolviendo todo y ya no es posible, afectando a todas las áreas de la empresa.

La crisis de liderazgo en una empresa ocurre cuando el dueño quiere seguir resolviendo todo y ya no es posible. Es momento de empezar a delegar.

La mejor manera de superar esta crisis es con una dirección profesional; contratar personal experto en las áreas que el líder ya no puede controlar. Esta es una manera efectiva de avanzar hacia la etapa de supervivencia.

Crisis de autonomía

Esta crisis es la que sirve de transición entre la etapa de supervivencia y la de éxito. Durante la etapa de supervivencia, la empresa ya ha aprendido a gestionar sus operaciones y mantenerlas bajo control. Su principal objetivo es ser rentable y fidelizar a los clientes. 

¿Qué provoca la crisis de autonomía? Se han estandarizado procesos en pro de la productividad y eso da como resultado que nadie pueda tomar decisiones. Esto frena cualquier iniciativa o intentos por innovar.

Para superar esta crisis, debe existir una descentralización real de las funciones. Se debe procurar que cada área sea capaz de tomar decisiones. Será hasta ese momento que la empresa podrá aspirar a seguir creciendo para alcanzar la etapa de despegue y madurez.

Crisis de control

Entre la etapa de éxito y despegue encontramos la crisis de control. Comienza después de que la empresa ha conseguido una rentabilidad sólida y constante. Es decir, cuando los ingresos son óptimos e inevitablemente comienza a haber pérdida de recursos o robos. 

Es el extremo opuesto a la crisis de autonomía. En esta etapa hay tanta libertad de acción que las cosas comienzan a salirse de control. Se ha perdido la coordinación entre equipos y la comunicación pareciera no ser suficiente. 

Salir de esta crisis requiere de estrategias que gestionen la comunicación entre los equipos. La palabra clave es: coordinación. La atención debe estar centrada en no perder productividad y mantener la calidad en el servicio. 

Crisis de burocracia

La crisis de burocracia da paso a la madurez empresarial
Photo by Clark Tibbs on Unsplash. Bajo licencia CC0 

Es una de las crisis más complejas debido al momento en el que se presenta. Se trata de una crisis de empresas maduras y es la transición entre la etapa de despegue y madurez de recursos. 

¿Por qué es compleja? Porque surge de las relaciones laborales y personales: los roces y los problemas globales y por departamento. En un lenguaje coloquial: cuando existen fricciones o pugnas entre todos los cabezas de departamento. 

Se intensifica aún más cuando existe un exceso de políticas, protocolos o medidas de control que frenan los procesos. Cuando las empresas entran en este campo minado, lo mejor que pueden hacer es desmontar el campo de batalla. 

De la falta de control a la falta de autonomía: las crisis evolucionan a la par de tu empresa.

¿A qué nos referimos? A resolver todos esos problemas que existen a nivel departamental, personal o empresarial. Los talleres de trabajo en equipo, team building o dinámicas de integración pueden ser una excelente opción. 

Crisis de propósito 

Por último, nos encontramos con la crisis que acontece en la etapa más avanzada: la crisis de propósito. La empresa ya ha alcanzado la etapa de madurez, ha conseguido una rentabilidad alta y constante. Entonces surge la pregunta: «Ahora, ¿qué sigue?». Este tipo de crisis suele estar asociado a empresas que han alcanzado un nivel de ventas enorme.

Ese es el momento en que el éxito de la empresa y su actual situación financiera permite plantearte preguntas del tipo:

  • ¿En qué empresa invertir?
  • ¿Hacia dónde expandirse, en términos geográficos?
  • ¿Cuál es el propósito de la empresa?, ¿qué la mueve? ¿Es correcto que esto la mueva?
  • ¿Qué aporta esta empresa al mundo?

La solución a esta crisis dependerá de dos cosas principalmente: las preguntas que te plantees y las respuestas que les des. Si bien contar con el apoyo de expertos en cada una de las etapas es altamente recomendable, en esta puede ser tu única opción.

Conclusión

Las crisis son inevitables y muy necesarias para el crecimiento y fortalecimiento de tu empresa. Tratar de evitarlas es ingenuo y no tiene beneficio. Cada crisis sucede a una de las etapas de crecimiento de las empresas propuesto por Churchill y Lewis.

Conocer las características de cada tipo de crisis puede ser de gran ayuda. No obstante, lo realmente útil es saber cómo salir de ellas. Después de todo, saber qué tienes que hacer para salir de dónde estás es muy diferente a saber cómo hacerlo.

Sin importar cuál sea el tipo de crisis, cualquiera de ellas puede prolongarse indefinidamente, poniendo en riesgo a tu empresa. No hay punto intermedio ni pausas.  Cuando entras en territorio de crisis: o la superas o desapareces con ella. 

En Bold Consulting podemos ayudarte a realizar un diagnóstico para saber en qué etapa o crisis se encuentra tu empresa. Es el primer paso para diseñar una estrategia para superarla.

Visita The Manager Corner, nuestro blog, si quieres conocer más acerca de todo lo relacionado con el mundo empresarial. 

Te invitamos a descargar nuestro material “Modelo Financiero”.

Descargable Bold

Si te ha gustado este artículo, quizás de interese:

¿Cuál es la importancia de los asesores financieros?

Equipo de trabajo: todo lo que debes saber sobre el corazón de tu empresa

¿Es posible planear en tiempos de incertidumbre?

Deja tu comentario