Skip links

Índice de liquidez: conoce los indicadores para mejorar las finanzas en tu empresa

¿Sabías que tu empresa puede estar generando ventas y, al mismo tiempo, quedarse sin efectivo en caja al final del período? Para un CEO o gerente general, los índices de liquidez representan una herramienta financiera indispensable para comprender si la empresa posee recursos suficientes para pagar sus deudas.

Todas las compañías buscan desesperadamente el crecimiento en ventas. Por lo tanto, es muy común ver cómo las empresas se sobrecargan de stock o recurren a financiaciones que terminan asfixiando toda su estructura e impiden su crecimiento. 

También te recomendamos: Qué es y cómo calcular el índice de endeudamiento de tu empresa

Para evitarte dolores de cabeza, en este artículo veremos otro de los indicadores financieros más importantes que debes revisar constantemente en tu empresa para tomar decisiones acertadas.

Qué es la liquidez y por qué es tan importante

La liquidez significa la facilidad que tiene una empresa para convertir activos en efectivo sin que antes pierdan su valor. Es decir, su significado engloba al dinero que se usa para cumplir con las obligaciones más inmediatas de una entidad.

Planificación financiera

Para que una empresa sea rentable y, además, pueda financiar su crecimiento, será necesario que cuente con la liquidez suficiente para cubrir las inversiones de la estrategia empresarial.

Este tipo de información es clave, y se logra obtener gracias a la interpretación de la información financiera  usando indicadores financieros como los índices de liquidez. Estos le permitirán a la gerencia conocer si puede disponer de los recursos económicos a través de fuentes propias o externas.  

Qué es el índice o indicador de liquidez

Qué es el índice o indicador de liquidez

El indicador de liquidez es una herramienta financiera que les permite a los gerentes conocer qué tan líquida resulta ser la empresa. En otras palabras, los ratios de liquidez si la compañía puede hacer frente a sus obligaciones de corto plazo con sus activos que pueda efectivizar también en el corto plazo.

También te recomendamos: 5 indicadores de eficiencia o actividad financiera que debes revisar 

Independientemente del tipo de empresa que un CEO gestione, los indicadores de liquidez representan una ventaja para garantizar tanto la estabilidad como sostenibilidad de una compañía.  

Fórmula del índice de liquidez

Los índices de liquidez se componen de tres ratios principales: razón corriente, prueba ácida y capital de trabajo. Dentro de la fórmula de estos indicadores de liquidez, se incluyen fundamentalmente datos del balance general: activos corrientes y los pasivos corrientes.

Fórmula del índice de liquidez

Cómo calcular los tipos de índices de liquidez de tu empresa

Existen varios índices de liquidez. Ahora bien, todo gerente debe conocer que estos ratios se complementan entre sí para garantizar la interpretación más fiable de la situación financiera. 

La acción de evaluar, analizar e interpretar los resultados de estos índices, es vital que sea ejecutada por un gerente financiero.

También te recomendamos: Cómo mejorar los indicadores de rentabilidad en tu empresa

Si se toma a la ligera el cálculo de estos ratios, la interpretación de sus resultados puede llevar a un CEO a tomar decisiones que estén basadas más en conjeturas que por análisis exactos.   

La razón corriente

La razón corriente es un índice de liquidez que evalúa la capacidad de una empresa para convertir sus activos corrientes en efectivo y así pagar sus obligaciones de corto plazo: impuestos, el pago a sus proveedores, obligaciones laborales con trabajadores, deuda financiera de corto plazo, etcétera.

 Fórmula para calcular la razón corriente

Fórmula para calcular la razón corriente= activos corrientes / pasivos corrientes.

Si un gerente quiere saber si puede cumplir con todas sus obligaciones de corto plazo debe regresar a ver: su efectivo y los activos que más fácil se convierten en efectivo (cuentas por cobrar, inventario), este indicador le permitirá obtener una idea muy exacta – pero va a depender de qué tan rápido realmente puede convertir estos activos en efectivo – de esta duda se desprende el siguiente índice de liquidez. 

La prueba ácida

La prueba ácida o la liquidez inmediata tiene como intención señalar si una empresa tiene suficientes activos líquidos para pagar sus obligaciones. Este índice, aunque es similar a la razón corriente, es más conservador: se diferencia porque deja a un lado el valor del inventario.   

Fórmula para calcular la prueba ácida

Fórmula para calcular la prueba ácida: (activos corrientes – inventario) / pasivos corrientes.

El inventario es el activo corriente de más difícil conversión (debe primero venderse, hacerse factura y luego poder cobrar esa factura). Por lo tanto, los CEO (y los bancos) se apoyan en este índice para determinar qué tan eficiente es su empresa a la hora de pagar las cuentas, sin contar con las existencias. 

Ratio capital de trabajo

El capital de trabajo es un indicador de liquidez que refleja el dinero excedente que le queda a una empresa después de pagar con sus obligaciones.

Fórmula para calcular el índice capital de trabajo

Fórmula para calcular el índice capital de trabajo: activo corriente – pasivo corriente.

Este indicador es útil dentro del análisis financiero para determinar la capacidad de autofinanciación por parte de una compañía.  

Comportamiento de los indicadores de liquidez por tipo de empresa

La liquidez llega de distintas maneras dependiendo de la naturaleza de la empresa. Algunas compañías dependen del inventario y/o del crédito, mientras que otras conseguirán ser más líquidas a través del pago inmediato.  

Empresas comerciales

Las empresas comerciales logran su liquidez principalmente a través de su inventario y las cuentas al contado. Por lo tanto, la rotación de sus existencias suele ser bastante rápida, y, además, estas organizaciones gozan de un buen flujo de caja. 

Para garantizar una empresa liquida, el efectivo excedente de las operaciones debe ser aprovechado para potenciar la compañía. Así que un gerente general debe estar atento a un posible exceso de liquidez.  

Empresas manufactureras

Las empresas manufactureras son las de operación más compleja y en cuanto inventario deben considerar y controlar: inventario de materias primas, de insumos y de productos en proceso – aparte del inventario de producto terminado listo para la venta.  Además, las cuentas por cobrar representan también representan un aspecto relevante para estas organizaciones.  

Así que una buena gestión que asegure una correcta liquidez, tendrá que analizar tanto las políticas de cobranza como la eficiencia a la hora de administrar el inventario de la empresa en todas sus etapas y considerando eficiencias en producción. 

Empresas de servicios

Las empresas de servicios no dependen del inventario y su principal activo corriente consiste en las cuentas por cobrar.

Un CEO de una empresa de servicio tendrá que determinar políticas conservadoras para dar créditos a sus clientes. Si no lo hace, el riesgo crediticio terminará alejando a la compañía de su oportunidad para ser líquida.   

3 consejos para mejorar la liquidez de tu empresa

Finalmente, hemos preparado 3 consejos financieros que servirán como una guía para mejorar la liquidez de tu compañía:

1. Aplica buenas políticas de cobro: las empresas que gozan de buena liquidez reconocen de inmediato el tipo de cliente ideal para otorgar un crédito. Así como también saben cuál es el tiempo promedio de pago para las deudas.   

2. Administra el inventario eficientemente: es útil para una empresa reconocer tanto el inventario que sale con más facilidad como aquel que no lo hace. Eso permite a los gerentes centrar sus energías en los activos de mayor liquidez. Además, se evitará un costo adicional por almacenamiento.

3. Utiliza el capital de trabajo en beneficio de la empresa: aunque es deseable tener un índice de liquidez saludable (mayor a 1 al menos), por otro lado, el exceso de liquidez (índice muy alto) pueden significar problemas o oportunidades desaprovechadas.

  • Problemas cuando el principal activo corriente es inventario, inventario que no está rotando rápido o cuentas por cobrar con alta probabilidad de caer en mora
  • Oportunidades desaprovechadas: si una empresa tiene mucho efectivo, lo debería usar para pagar sus deudas con anticipación, ganar más confianza con los acreedores o simplemente para invertir en nuevos activos y crecer más rápido en ventas.

Conclusión

Una empresa se considera líquida cuando la mayoría de sus activos corrientes son fácilmente convertibles en activos circulantes. Si una empresa es líquida, le será más fácil ser rentable y, de igual manera, concretar nuevas oportunidades de crecimiento.  

El problema aparece cuando los gerentes se conforman con solo generar ventas y descuidan tanto sus inversiones en los activos como sus obligaciones a corto plazo.

En esta situación, la subcontratación de un gerente financiero es imprescindible para una compañía que aspire a conseguir mayores ganancias y a ser más sostenible en el tiempo.

Planificación financiera

Leave a comment

×

Hola! 👋

¡Escríbenos a WhatsApp si deseas comenzar a actuar en grande!

× Escríbenos a WhatsApp