Skip links

Mejora el Cumplimiento de tus Objetivos Usando la Metodología SMART

  • La metodología SMART marca las pautas que orientan el establecimiento de objetivos. Es útil en diversos ámbitos, sobre todo el empresarial.
  • La utilidad de los objetivos SMART radica en que permite mantener el enfoque en lo que es verdaderamente importante.
  • Para establecer objetivos SMART, estos deben ser específicos, medibles, alcanzables, relevantes y limitados en el tiempo.

El concepto o definición de los objetivos SMART nace en el año 1981. Su autor fue George T. Doran. Estableció que los objetivos deben cumplir con ciertos criterios para que alcanzarlos sea verdaderamente posible y se logre un impacto perceptible. 

Esta metodología puede aplicarse para el establecimiento de objetivos, tanto en los negocios, como en la vida personal. Esto es lo que les ha valido su fama, porque su aplicación universal ha dado grandes frutos.

El propósito del artículo es explicarte en qué consiste la metodología SMART, así como la importancia de aplicarla. De igual forma, te diremos cómo puedes definir objetivos de este tipo para hacer crecer tu negocio.

Para muchos, la metodología SMART es la mejor para establecer objetivos. Sus criterios son sencillos y pueden aplicarse a cualquier área de tu empresa y tu vida personal.

Descargable Bold-Modelo de gestión comercial

¿En qué consiste la metodología SMART?

La metodología SMART es una herramienta que permite crear una serie de criterios.  Estos tienen la finalidad de contribuir a incrementar las probabilidades de completar las metas u objetivos.

Establecer metas es de lo más normal en los negocios, o así debería serlo. Esto ocurre porque proporcionan un sentido de dirección del trabajo. Además, pueden ser motivadores si son capaces de dejar clara su importancia.

Los objetivos marcan el punto de enfoque de las acciones por realizar. Y, en el caso de los objetivos SMART, se plantean siguiendo una fórmula específica. Así se da origen al acrónimo:

  • Specific (específico)
  • Medible (medible)
  • Achievable (alcanzable)
  • Realistic (realista)
  • Timely (con un plazo determinado)

De este modo, un objetivo SMART debe incorporar todos estos elementos. Gracias a ello, es posible enfocar tus esfuerzos e incrementar las probabilidades de cumplimiento.

La importancia de plantear los objetivos SMART

Es común ver en empresas, a todos los niveles, cómo se plantean objetivos demasiado generales o que no son realistas. Por ejemplo: “Queremos ser líderes en nuestra industria”, muy bien, pero ¿qué es ser líderes de la industria exactamente?

Un objetivo que no plantea nada en particular, ¿cómo se logra? ¿Hacia dónde hay que ir? Un objetivo debe marcar una dirección clara.

Cuando los objetivos son SMART contribuyen a que se avance más rápido hacia su logro porque la dirección está clara. Por tanto, es más fácil que los miembros de tu empresa se organicen adecuadamente para alcanzar las metas necesarias.

Cuando logras definir muy bien los objetivos de tu negocio puedes darle sentido a cada una de tus acciones. Así, por ejemplo:

  • Puedes crear campañas de marketing con propósitos claros.
  • Establecer presupuestos acertadamente.
  • Priorizar decisiones pertinentemente.

Igualmente, se hace mucho más fácil que puedas hacer seguimiento y medir los resultados. En definitiva, establecer objetivos SMART permite hacer un uso más eficiente de tu tiempo y el de tu equipo de trabajo.

¿Cómo definir objetivos SMART?

La idea es que cada objetivo de un proyecto debe cumplir con los criterios SMART para ser efectivo. Por ello, al planificar los objetivos de un proyecto estos deben de ser:

Específicos

Los objetivos deben enfocarse en asuntos específicos que requieren mejoras o una atención de necesidades particulares. Es de vital importancia ser sumamente claros, abundar en detalles y ser descriptivos. 

Es recomendable que resaltes detalles como insumos y herramientas a utilizar. Igualmente, se debe saber quiénes participarán en la ejecución de las acciones y quién o qué se beneficiará de ellas. 

De esta forma, es posible alinear acciones y visualizar resultados. Ten en cuenta que los objetivos que se plantean con abundancia de detalles tienen mayores posibilidades de lograrse.

Para crear objetivos SMART es necesario profundizar en detalles. Mientras más de ellos se incluyan en el objetivo, más fácil será llegar a cumplirlo.

Medibles

Es necesario poder medir los avances y los resultados de alguna manera, por lo tanto los objetivos deben ser cuantificables. En este sentido, es preciso establecer indicadores de progreso como KPI y la forma en cómo se deben medir.

También será importante determinar si cuentas con las herramientas necesarias para su fácil medición y quién la llevará a cabo

Igualmente será relevante establecer el momento oportuno para hacer las mediciones y cómo compartir esta información.  

Los objetivos SMART son medibles
Photo by Christine Sandu on Unsplash. Licencia CC0.

Alcanzables

No debes perder la perspectiva planteándote objetivos exagerados o demasiado ambiciosos. Por el contrario, debes basarte en tus recursos disponibles y ser consciente de las limitaciones que pueda haber. Solo así, serán objetivos reales.

Algo que puede resultar útil es investigar datos relacionados con proyectos similares dentro y fuera de tu empresa. De esta manera, tendrás alguna referencia de lo que puedes aspirar lograr con todo lo que tienes.

Objetivos demasiado optimistas acaban siendo desalentadores, puesto que es rápidamente perceptible que no serán alcanzados.

Relevantes

Lo que deseas alcanzar debe estar alineado con otros intereses y objetivos financieros de la empresa. Para tener una idea de la relevancia del objetivo planteado, imagina el impacto que tendrá en tu empresa una vez que lo hayas logrado. 

También puedes segmentar algún objetivo en otros más pequeños. No obstante, ten cuidado de no perderte en objetivos de menor rango ni poco relevantes. Estos podrían traducirse en grandes pérdidas de tiempo.

Limitados en el tiempo

Los objetivos SMART tienen límite de tiempo
Photo by Agê Barros from Unsplash. Licencia CC0.

Alcanzar el objetivo debe implicar un período que esté claramente determinado. Este puede estipularse en minutos, horas, días, meses o años según sea más conveniente.

Es importante que al momento de establecer los lapsos de cumplimiento consideres la opinión de los involucrados. De este modo, será más fácil establecer períodos que verdaderamente estén acorde con lo que se pretende lograr.

Para que un objetivo se cumpla hay que ponerle fecha de culminación. De lo contrario, puede considerarse un propósito, más no un objetivo.

Te invitamos a descargar nuestro material “Modelo de gestión comercial“.

Descargable Bold

Conclusión

Una forma importante de contribuir a que tu empresa crezca rápida y sanamente es mediante el establecimiento de objetivos SMART

En Bold CG nos especializamos en acelerar compañías y proyectos. Por ello, conocemos la importancia de establecer objetivos inteligentes y sabemos cómo hacerlo.

Si deseas impulsar en tu negocio cambios positivos que generen resultados extraordinarios, ponte en contacto con nosotros. Te ofrecemos una consultoría orientada a resultados.

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos leer:

Conoce estos 5 factores del crecimiento y consigue con éxito que tu empresa crezca

La crisis empresarial esconde una oportunidad para tu negocio

Define tu propuesta de valor, enfócate en el cliente y emprende

Deja tu comentario

×

Hola! 👋

¡Escríbenos a WhatsApp si deseas comenzar a actuar en grande!

× Escríbenos a WhatsApp