Skip links

Las Finanzas y Su Valor para los Negocios

  • Debes conocer la base de las finanzas para entender mejor cómo manejar adecuadamente los recursos de tu negocio.
  • El manejo adecuado de las finanzas te permite identificar oportunidades de inversión que tengan un retorno de inversión favorable.
  • La forma de medir un buen uso del capital de tu empresa es mediante el análisis de los informes financieros esenciales.

Es muy preocupante que muchos empresarios no den suficiente importancia a las finanzas de sus negocios. Un gran número concentra su atención y esfuerzo principalmente en incrementar las ventas y los ingresos.

Sin embargo, si no se tiene claro cómo se usan esos ingresos, probablemente generarlos no sea sinónimo de crecimiento y desarrollo. Es necesario hacer un análisis frecuente de ingresos y egresos para verificar que la diferencia es favorable.

Los tres estados financieros elementales son los instrumentos indicados para poder hacer este seguimiento. En este artículo hablaremos de ellos y su utilidad para monitorear el rendimiento sobre la inversión y medir el buen uso del capital.

Toda la operación de una empresa depende de sus condiciones financieras, ya que sus actividades requieren de financiamiento. De ahí la importancia de analizar regularmente los informes financieros esenciales.

La base de las finanzas

Las finanzas dentro de las organizaciones son aquellas acciones relacionadas con la gestión de las transacciones monetarias. Estas, principalmente, afectan las operaciones a corto y largo plazo.

Igualmente, contemplan lo relativo con las inversiones de capital y su obtención. A partir de ellas se establece a los accionistas como responsable de recibir dividendos. Así, se administran los activos y pasivos corrientes.

En resumen, las finanzas se relacionan directamente con cada una de las acciones llevadas a cabo internamente en tu empresa. La ejecución de estas depende en sumo grado del estado de las finanzas. Veamos algunas de ellas:

En cuanto a investigación y desarrollo: en los tiempos modernos ninguna organización puede subsistir sin investigación y desarrollo constante. 

Es necesario adaptar los productos tradicionales a tendencias actuales y crear otros nuevos, de otra forma, la empresa dejará de ser competitiva. Todo esto necesita ser financiado.

Mantener la motivación de los empleados: es necesario remunerar adecuadamente a los colaboradores. Igualmente, mantener bonificaciones y otros tipos de incentivos como transporte, tarjetas de crédito corporativas, entre otros.

De esta manera se mantiene elevada la moral y el ánimo del grupo, lo que influye positivamente en su desempeño. Todo esto requiere de recursos financieros.

Repartir dividendos y pagar intereses: la razón de existir de una empresa es pagar dividendos (ganancias) a sus accionistas. Además, debe pagar intereses a los bancos o devolver préstamos. Todo esto necesita fuentes de financiamiento. 

Reponer activos: planta, maquinarias y equipos son los activos principales de toda organización; con ellos, se logra producir bienes y servicios. 

Pero todos ellos se desgastan o se vuelven obsoletos, esto implica a largo plazo reemplazos, lo que requiere recursos financieros. 

Finanzas y rendimiento de la inversión

Para medir qué tan rentable es una inversión su indicador financiero será el ROI (Return On Investment). Este nos hará saber las ganancias y utilidades que se pueden esperar.

De esta forma, se considera que mientras mayor sea el rendimiento, mayor será la ganancia económica del inversionista. El resultado lo arroja a través del porcentaje de la inversión inicial. 

Esto indica que, un ROI del 10%, se traducirá en la recuperación del 10% del monto invertido inicialmente. 

Por otra parte, conocer esta información permite estimar cuánto se ganará por cada unidad invertida. Esto ayudará a comparar y decidir entre diferentes opciones de inversión, por consiguiente, podrán seleccionarse aquellas (inversiones) más rentables.

Las finanzas y su relación con la inversión
Photo by olia danilevich from Pexels. Licencia CC0.

¿Cómo medir el buen uso del capital invertido?

Para lograr medir el buen resultado del capital invertido es necesario analizar los tres informes comerciales principales:

  • Balance general.
  • Estado de resultados.
  • Estado de flujo.

Son de gran utilidad para ejecutivos, accionistas, inversionistas externos, gerentes, prestamistas y proveedores. Profundicemos un poco en cada uno de ellos:

Balance financiero

Es balance general. Resume la posición financiera de una empresa en un momento determinado. Casi siempre se realiza para el período: un mes, un trimestre o para el año fiscal. 

En este informe se evidencia todo lo que la empresa posee y lo que debe, es decir, activos y pasivos respectivamente. De igual forma, refleja su patrimonio neto, de aquí se desprende lo que se conoce como la ecuación contable fundamental:

Activos = Pasivos + Patrimonio de los propietarios

Su nombre se debe a que el saldo del activo debe equilibrarse con el de los pasivos más el del patrimonio. 

Entre otras cosas, en él se puede verificar si la empresa ha recurrido al apalancamiento financiero. Es decir, la solicitud de préstamos monetarios para la adquisición de activos.

Lo conveniente del apalancamiento es que permite incrementar el rendimiento de la inversión. Sin embargo, también se asumen mayores riesgos. Veamos:

Compra de activo: $400

Capital propio: $100

Apalancamiento: $300

En un año, el activo se revaloriza y entonces ya no vale $400 sino $500. Se decide venderlo:

Venta de activo: $500

Pago de préstamo: $300

Capital invertido: $100

Ganancia: $100 

En esta transacción, el rendimiento es de $100, que equivale al 100% de lo invertido. De no haber recurrido al apalancamiento, el rendimiento hubiera sido únicamente del 25%.

Pero observemos qué sucede si el valor del activo cae:

Nuevo valor del activo: $300

Pago de préstamo: $300

Capital invertido: $100

Pérdida: $100

En este caso, la pérdida también equivale al 100% de la inversión. Por eso, lo recomendable es mantener un equilibrio entre la deuda y el capital del balance. 

Por otra parte, al riesgo implícito en el apalancamiento hay que sumar los altos costos de los intereses que hay que pagar por el capital adeudado.

Estado de resultado

Refleja los beneficios comerciales que se han producido en un lapso que puede ser mensual, trimestral o el año fiscal. En él se indica si la compañía está generando ganancias o pérdidas, así como su monto correspondiente. 

Se refleja el total de los ingresos y el total de los egresos para determinar el margen de beneficio. La ecuación que lo representa es:

Ingresos – Gastos = Ingresos netos

Aquí, los ingresos están conformados por las ventas y otras fuentes. Los egresos incluyen los gastos operativos de la empresa, intereses pagados, impuestos y depreciaciones. 

La diferencia entre estos dos renglones será el ingreso neto para el período considerado. Este es el informe que más influye en las funciones de la gerencia. Ella es la responsable de equilibrar los gastos y costos con los ingresos.

El apalancamiento financiero puede ayudar a incrementar el rendimiento de la inversión, pero además mientras más grande es, más riesgo implica.

Estado de flujo

Este es el menos conocido y utilizado de los informes esenciales. En él se detalla por categorías, cómo la empresa ganó y gastó su efectivo durante un período determinado

Las partidas de ingresos se señalan en positivo y las de gastos en negativo. Al final, se cruzan los totales y el saldo neto restante puede dar positivo o negativo. Cuando es positivo, significa que hay suficiente circulante; el negativo, refleja lo contrario.

Las inversiones en bienes de capital y pago de dividendos se reflejan como salientes y el efectivo obtenido de las inversiones. La venta de acciones se reflejan como entrantes al flujo. Este informe concilia las ganancias y el efectivo por medio de ajustes.

Finalmente, el estado de flujo de efectivo señala si la empresa está convirtiendo exitosamente los ingresos ganados en efectivo. Esta capacidad es la que la mantendrá solvente en el pago de sus obligaciones.

El estado de resultados refleja la diferencia entre ingresos y gastos con el objetivo de determinar la ganancia neta de la empresa.

Las finanzas y el buen uso del capital
Photo by Pixabay from Pexels. Licencia CC0.

Conclusión

El éxito empresarial necesita un buen control de las finanzas. El acierto en la toma de decisiones depende de conocer cómo fluye el dinero dentro de la organización. Se considera cuáles son sus activos, cómo se invierte, cuál es el ROI y qué se adeuda.

En Bold CG conocemos la importancia de ejecutar la gestión empresarial con bases financieras sólidas. Ayudamos a nuestros clientes en la búsqueda de maximizar la rentabilidad de sus negocios, invertir correctamente y mantener su visión en acción.  

Te invitamos a descargar nuestro material “Modelo Financiero”.

Descargable Bold

 Si te ha gustado este artículo, te recomendamos leer:

Descubre el poder del plan de comisiones

El nuevo reto comercial de las empresas

Resuelve a tiempo los problemas de tu departamento comercial y financiero

Deja tu comentario