Skip links

¿Cómo saber si tu startup es deseable o no? Usa hipótesis

  • No basta con que tu startup sea atractiva para ti: necesitas saber si también lo es para el mercado.
  • Probar la deseabilidad de tu producto o servicio es crucial para el éxito de una startup.
  • Descubre algunas maneras en que puedes comprobar si tu producto es atractivo o no para el mercado.

No basta con que tu startup tenga un gran producto o servicio: tiene que ser atractiva para tus clientes. Después de todo, vivimos en un mundo en el que como consumidores, encontramos cada vez más opciones en el mercado. ¿Cuál elegir?

Todo producto o servicio requiere probarse en tres rubros: viabilidad, factibilidad y deseabilidad. En esta ocasión, nos enfocaremos en este último aspecto. Todo se resume a una sencilla pregunta: “¿Realmente es atractivo para mis clientes?” ¿Existen realmente personas dispuestas a comprar el producto o servicio que he diseñado?

No te confíes ni cometas el error de muchos empresarios novatos: no asumas que el producto es deseable solo porque a ti o a tu círculo les gusta. La mejor forma de comprobarla es trabajar con hipótesis. En este artículo te explicamos cómo hacerlo.

La deseabilidad de tu producto no puede dejarse al azar o darse por hecho. Junto con la viabilidad y factibilidad de tu producto, es un factor que debes aprender a comprobar. Clic para tuitear

¿Cómo armar un plan de ventas y marketing para una PYME?

¿Cómo pasar de una idea a la validación de un negocio?

Todo gran proyecto comenzó como una idea. Sin embargo, no todas las ideas se convierten en grandes negocios, ni todas los negocios partieron de ideas complejas. A veces, solo necesitas una idea simple y la estrategia adecuada para hacerla realidad, aunque esto es lo complejo muchas veces.

Darle forma a tu idea hasta convertirla en un negocio rentable puede resumirse en tres pasos.

  1. Nacimiento de la(s) idea(s)
  2. Creación de los prototipos
  3. Evaluación o testeo

En la primera etapa, debes permitir que surjan tantas ideas como sean posible. Deja que tu idea origine nuevas ideas. No descartes ninguna, después de todo, nunca sabes hacia dónde pueden evolucionar.

En la segunda etapa deberás analizar cada una de las ideas, apoyándote en el Modelo de Negocio Canvas y la Propuesta de Valor Canvas. Esto te permitirá encontrar aquellas con verdadero potencial para así, trabajar en ellas.

Por último, enfrenta cada una de las ideas preguntas del tipo:

  • ¿Es esta la mejor forma de monetizar o de percibir ingresos gracias a la idea?
  • ¿Es esta la mejor manera de resolver el problema de mis clientes?
  • ¿Estamos tomando en cuenta el perfil completo de los clientes? ¿Tenemos claras todas sus molestias?

Sin embargo, no es tan sencillo como simplemente responder un sí o un no. Asimismo, no son preguntas que se puedan resolver a puerta cerrada: es necesario saber cómo someter la idea a testeo con posibles clientes.

Las startup y la importancia de testear para reducir los riesgos

Testea la deseabilidad de tu startupPhoto by Marvin Meyer on Unsplash. Bajo licencia CC0

Muchos empresarios confían en la deseabilidad de sus proyectos solo para descubrir, demasiado tarde, que estaban en un error. Testear la deseabilidad de tu producto te ayuda a encontrar áreas de oportunidad, detectar peligros y reducir riesgos.

¿Cómo es que te ayudan a mejorar tu producto? Que con ellas profundizas en el perfil de tu consumidor ideal. Esto te permite mejorar el prototipo de tu negocio, después de todo, tienes que satisfacer las expectativas de tus clientes, no las tuyas.

Contrario a lo que muchas personas piensan: no se trata de conocer mejor tu producto, sino a tu cliente potencial. Clic para tuitear

El punto de partida de la etapa de testeo son las hipótesis. Estas son tu principal herramienta para descubrir la deseabilidad de tu producto: así como su viabilidad y factibilidad. Descubre cómo diseñar y desarrollar el camino para aceptar o rechazar una hipótesis de deseabilidad.

¿Cómo desarrollar y comprobar la hipótesis de deseabilidad de un producto?

La hipótesis de deseabilidad es la suposición en la que se basa tu estrategia de negocio y tu propuesta de valor. Es decir; se construyen en forma de creencia: 

  • Creemos que nuestro producto es atractivo para mujeres entre 35 y 45 años
  • Creemos que los clientes prefieren comprar en línea desde dispositivos móviles
  • Creemos que el principal obstáculo para llegar a los clientes es el idioma

Si bien las hipótesis pueden tomar casi cualquier forma: existen tres características que no deben faltar cuando se trata de negocios:

  1. Comprobable: se puede aceptar o rechazar basándose en evidencia
  2. Discreta: se enfoca en un solo aspecto a demostrar
  3. Precisa: describe de forma puntual lo que se desea comprobar

Al contemplar los 3 aspectos anteriores, crearás hipótesis mucho más específicas y funcionales.

Construye la hipótesis de deseabilidad de tu startupPhoto by Charles Deluvio on Unsplash. Bajo licencia CC0

Al construir hipótesis, enfócate en 4 áreas fundamentales para el éxito de tu startup:

  1. Segmentos de mercado
  2. Canales de comunicación y venta
  3. Propuesta de valor
  4. Relación con el cliente

Trabaja con tu equipo; escriban todas las hipótesis que les vengan a la mente. No censuren ni asuman nada. Más adelante, podrán filtrarlas y priorizarlas. Muchos hallazgos acaban siendo contraintuitivos.

Regresa constantemente a la lista de las tres características para corroborar si la tesis es precisa, discreta y comprobable o si requiere más trabajo.

¿Cómo priorizar las hipótesis? Si bien todas las dudas son válidas, no todas las hipótesis merecen ser corroboradas. Organiza las hipótesis con este plano:

Eje X: Importante

No importante

Eje Y: Con evidencia

Sin evidencia

Una vez que han acomodado todas las hipótesis, trabajen con el cuadrante Con Evidencia / Importante (- +): ¿Realmente tienen evidencia contundente para comprobar o refutar dichas hipótesis? Cuestionen dichas evidencias y conserven las hipótesis para las siguientes etapas.

Ahora, revisen el cuadrante Sin Evidencia / Importante (++): ¿Qué hipótesis deben comprobarse primero? Enfóquense y prioricen las hipótesis de este cuadrante.

Ya tienes una lista de hipótesis en el orden en el que se deben corroborar. Ahora, debes trabajar en un plan para validarlas o rechazarlas. Dado que cada una de las hipótesis se enfoca en aspectos diferentes, requerirán de procedimientos que se adapten a ellas.

Algunas herramientas que puedes usar son entrevistas en profundidad, encuestas masivas, validación de prototipos, landing pages, entre otros.

[Tweet «Las hipótesis deben ser comprobables, discretas y precisas. Son un excelente punto de partida para corroborar la deseabilidad de tu startup.»]

En Bold Consulting Group podemos ayudarte a diseñar el mejor plan para corroborar las hipótesis de deseabilidad de tu producto. Ponte en manos de expertos y asegura el éxito de tu startup.

Conclusión

La deseabilidad de tu producto no se puede asumir o dejar al azar; el éxito de tu proyecto depende de ella. Cuando las empresas obvian este detalle, corren el riesgo de encontrarse con un mercado poco interesado y, por lo tanto, infértil. 

Trabajar con hipótesis es una de las mejores formas de corroborar la deseabilidad de tu proyecto. Son sencillas de construir una vez que comprendes su estructura y te permiten conocer mejor a tus clientes potenciales.

En Bold Consulting Group queremos trabajar contigo y mostrarte cómo puedes llevar tu visión a la acción. Contáctanos, queremos conocerte.

¿Cómo armar un plan de ventas y marketing para una PYME?

Si te ha gustado este artículo, quizás de interese:

Crecimiento empresarial: factores que debes conocer

Cómo lograr una planificación financiera exitosa

¿Sabes cuál es la diferencia entre plan y modelo de negocios?

Leave a comment

× Escríbenos a WhatsApp