Skip links

Planeación estratégica: qué es, beneficios para la empresa, características y principales indicadores de gestión

La planeación estratégica es la base para poder establecer las metas, las prioridades y hacer que los planes de una organización se dirijan en la dirección correcta. Cuando los planes de los diferentes departamentos se basan en los objetivos generales y se fusionan, la empresa obtiene una dirección y una estrategia en común.

En una empresa exitosa, se trabaja en función de estrategias. Las mismas se basan en objetivos comerciales, análisis de mercado y conocimientos sobre el entorno que la rodea como clientes y empresas de la competencia. 

La planificación que conecta la estrategia, los objetivos, las actividades y las cifras claves de una organización es una planificación estratégica y tiene una gran importancia para el desarrollo de las empresas.

planificación financiera

Qué es la planeación estratégica y por qué es importante para la empresa

Para que una empresa cumpla los objetivos y metas que se ha propuesto es necesaria la planeación estratégica. Pero… ¿A qué nos referimos cuando hablamos de planeación estratégica? 

La planificación estratégica es un sistema de gestión en las empresas y sirve para lograr los objetivos de la misma. En el curso de la planificación estratégica se determina en qué dirección quiere desarrollarse la empresa y qué medidas se tomarán para lograr estos objetivos. 

Por lo general, un plan estratégico incluye la visión y misión de tu organización, sus metas a largo plazo, así como las metas anuales a corto plazo. Además de un plan de acción con los pasos que se tomarán para avanzar en la dirección correcta.

Para que una gerencia sea eficaz es muy importante contar con una planeación estratégica adecuada. Con un plan estratégico sólido, una buena gerencia puede aportar claridad y enfoque a la empresa. La planificación estratégica puede desarrollar una visión de futuro de tres a cinco años. Esta estrategia se convierte en la base de los objetivos corporativos anuales y trimestrales de la empresa.

Funciones del plan estratégico

Ahora que ya está claro que la planificación estratégica es el proceso de crear un plan para lograr los objetivos de una empresa, es momento de revisar las funciones que cumple el plan estratégico:

  • Apoyar a la dirección de la empresa en el desarrollo de las estrategias de cada departamento.
  • Coordinar los planes de desarrollo estratégico de las unidades organizativas individuales.
  • Hacer una comparación entre las especificaciones normativas de la dirección de la empresa (objetivos de la empresa, expectativas de desempeño, prioridades estratégicas, etc.) y los planes de desarrollo empresarial para su coherencia.
  • Ayudar en la toma de decisiones sobre la asignación de recursos en función de la comparación realizada, que también son de interés para el conjunto de la empresa y su desarrollo planificado.

Tipos de Planeación estratégica

La planificación estratégica se inicia cuando se definen los planes y objetivos a seguir a nivel empresarial. Pero esos planes deben llevarse a cabo. 

Para ello hay tres niveles de planificación: empresa, unidad de negocio y departamento. Estos a su vez definen los tres tipos de planeación estratégica:

1. Planeación Estratégica: La planificación estratégica consiste en proyectar hacia el futuro las actividades actuales de la empresa y estimar todas las consecuencias, internas y externas, que puedan tener. Cuando desarrolles la planificación estratégica debes tener en cuenta los resultados positivos y negativos, deseados y no deseados.

La tarea de la planeación estratégica es identificar y desarrollar el potencial de éxito de la empresa. Por lo tanto, se trata de asegurar la existencia a largo plazo de la empresa más allá de los próximos cinco años y es asumida por la dirección y la alta dirección.

2. Planeación Operativa: La planificación operativa se trata de medidas futuras a corto plazo. El horizonte de planificación suele incluir el ejercicio económico futuro. En la planeación operativa es común que todos los departamentos involucrados en el proceso de planificación creen planes parciales.

A partir de allí se deriva toda la planificación para el próximo año financiero. Una elaboración detallada y un enfoque en los números es típico de la planificación operativa. Debe ser ejecutada por los jefes de departamentos.

3. Planeación Táctica: La planificación táctica se deriva de la planificación estratégica. Abarca un período de tiempo de un año a cuatro o cinco años. Por tanto, constituye el vínculo entre la planificación estratégica y operativa. Debe ser implementada por la gerencia media.

Elementos de un plan estratégico

Planificacion estrategica

Los elementos de un plan estratégico son:

– Misión: es una frase completa que explica por qué existe la empresa. Una declaración de misión también explica en qué espera convertirse una organización en el futuro. La misión contiene objetivos a largo plazo con planes estratégicos asociados para lograrlos.

– Visión: una declaración de visión es más concisa y predice un estado comercial futuro a largo plazo. Tiene una gran importancia al igual que la misión

– Valores: Los valores de un plan estratégico dentro de una empresa se crean después de la formulación de la misión y la visión. Los valores incluyen la percepción que tiene una empresa de lo que está bien y lo que está mal. 

– Objetivos: Los objetivos a largo plazo son un foco clave de un proceso de planificación estratégica eficaz. Los objetivos definen para qué necesita una empresa asignar recursos, además proporcionan a todos los empleados un sentido de dirección y orientación.

Indicadores de gestión: Los indicadores clave de desempeño son métricas que indican el progreso de una empresa. Los responsables de la ejecución de los planes pueden establecer KPI evaluando los diversos valores medibles de su objetivo u operación.

– Indicadores externos e internos: El plan estratégico debe incluir KPI externos, que miden las estrategias en audiencias externas a la compañía e internos cuando se enfoca en los objetivos y metas cumplidos dentro de la organización.

– Los Indicadores cualitativos y cuantitativos: Un indicador cualitativo es un elemento que permite conocer las opiniones y percepciones de una audiencia determinada a diferencia de los cuantitativos que se encargan de medir los resultados de manera más exacta.  

– Indicadores según el periodo de tiempo: Es importante que el plan estratégico incluya KPI que midan resultados a corto, mediano y largo plazo.

Características

Con un plan estratégico puedes definir la dirección que tomara tu organización durante los próximos tres a cinco años. Entre sus principales características tenemos: 

– Cuantitativo: El plan estratégico debe definir en forma clara y medible los objetivos que se persiguen. Es por ello que se deben usar datos medibles en la planeación estratégica para una mejor toma de decisiones.

– Intencional (políticas definidas): Las políticas bien definidas dentro de un plan estratégico marcan la dirección y establecen las prioridades de tu organización.

– Temporal: La mayoría de los planes estratégicos miran hacia el futuro de tres a cinco años. Sin embargo, esto puede variar según las necesidades propias de cada empresa. Lo fundamental es que el periodo de tiempo esté bien definido. 

Cómo hacer una planeación Estratégica paso a paso  

Hay 5 pasos para que la planeación estratégica sea exitosa:

Paso 1: Aclarar la posición estratégica de la empresa

Esta fase preparatoria constituye la base para el progreso de todo el trabajo. Es muy útil tener claro a dónde ir como empresa y cómo llegar a esa meta. 

Se deben considerar las fuentes internas y externas, así como involucrar a las partes interesadas adecuadas desde el principio. 

Cuando haces la planeación estratégica de tu organización se deben identificar los problemas claves de la competencia hablando con los gerentes de la empresa, recopilando información de los clientes y datos comerciales de los consumidores para obtener una mejor visión del mercado. 

Paso 2: Priorizar los objetivos

Una vez establecida la posición actual en el mercado, debes establecer las metas que ayudarán a cumplir con las expectativas. Los objetivos estratégicos se basan en la misión y la dirección de la organización. 

Los objetivos deben ser distinguibles y cuantificables para ayudar a lograr las metas e iniciativas estratégicas a largo plazo, establecidas en el paso 1.

Paso 3: Formular una estrategia

En esta fase se identifican las estrategias requeridas para alcanzar las metas y se establece un cronograma y comunicación efectiva de responsabilidades. 

El mapeo estratégico es una gran herramienta para visualizar el plan completo. Además, trabajar desde los mapas estructurales de arriba hacia abajo te permite ver las operaciones del mercado y encontrar oportunidades de progreso. 

En este punto, dado que el mercado y las condiciones económicas son dinámicas, es fundamental crear soluciones alternativas para cada fase de la estrategia. 

Paso 4: Implementar y administrar la estrategia

La implementación efectiva de la estrategia es la clave para el crecimiento de la empresa. Esta es la fase de acción para el proceso de gestión estratégica. 

Al mapear los procesos, la estrategia más completa se puede convertir en un plan concreto. Es por ello que debes utilizar los indicadores KPI para comunicar de forma eficaz las responsabilidades y logros del equipo. 

Paso 5: Monitorear y evaluar la estrategia

Los planes estratégicos y las prioridades se revisan anualmente para reflejar los nuevos ajustes comerciales y para garantizar que los objetivos se basen en el entorno comercial en constante cambio. 

Para evaluar y controlar la estrategia debes incluir mediciones de desempeño. Así como, una revisión consistente de problemas internos y externos para aplicar acciones correctivas si es necesario. Una evaluación estratégica exitosa comienza con la definición de los parámetros que se medirán. 

Las 5 fuerzas de Porter como modelo clave en la planificación estratégica

Las 5 fuerzas de Porter son una herramienta simple, pero clave, que puedes utilizar para identificar las principales fuentes de competencia en una industria o sector.

Al comprender las fuerzas que afectan una empresa o industria se puede ajustar la estrategia, aumentar su rentabilidad y mantenerse por delante de la competencia.

Según este modelo una estrategia competitiva coordinada decide el éxito o el fracaso de los participantes del mercado.

El marco de Porter consta de cinco fuerzas competitivas básicas:

1. Entrada de nuevos competidores

Para una buena planeación estratégica hay que evaluar las oportunidades de los nuevos participantes para iniciar operaciones y las barreras estructurales que deben superar.

2. Amenazas de los reemplazos de productos y servicios

Consiste en evaluar la capacidad de nuevos productos con características superiores para reemplazar productos o servicios existentes.

Este poder es especialmente amenazador cuando los compradores pueden encontrar fácilmente productos de reemplazo con precios atractivos o de mejor calidad. Y cuando los compradores pueden cambiar de un producto o servicio a otro por un pequeño costo.

3. Compradores con poder de negociación

Es importante hacer una evaluación de la fuerza relativa y el número de compradores que pudieran, de alguna forma, influir en el ajuste de los precios de la empresa.

Muchas veces los clientes tienen grandes oportunidades de exigir precios más bajos o productos de mayor calidad a los proveedores / productores en caso de que exista un poder de negociación generalizado.

4. Poder de negociación de los proveedores

Consiste en analizar la fuerza relativa y el número de vendedores que pueden influir y presionar para modificar los costos.

Un fuerte poder de negociación permite a los proveedores vender a sus clientes a precios más altos o materias primas de baja calidad. Esto afecta directamente el beneficio de las empresas compradoras porque tiene que pagar más por los materiales.

5. Competencia y rivalidad en el mercado

Este poder es el indicador más importante de cuán competitiva y rentable es una industria. En una industria competitiva, las empresas deben competir agresivamente para ganar o retener participación de mercado, lo que puede resultar en una rentabilidad más débil.

Indicadores de un plan estratégico

plan estrategico

Una vez que se ha creado un plan estratégico, hay que asegurarse de que se mantenga encaminado, mediante el uso de métricas para medir su progreso.

El plan estratégico de una empresa debe especificar las métricas o indicadores que utilizará. La elección de medidas de rendimiento o indicadores clave de rendimiento o KPI, es muy amplia. 

Es crucial que elijas las métricas con cuidado, ya que serán el foco de los esfuerzos de la planeación estratégica.

Qué son los indicadores de gestión 

Los indicadores de gestión son herramientas para dirigir una actividad o un plan de acción y garantizar que los equipos trabajen hacia el mismo objetivo. 

Estos indicadores brindan información cuantificada y cualificada para que los tomadores de decisiones midan y evalúen los resultados de una o más acciones. 

También permiten seguir la evolución del rendimiento y analizar una situación actual. 

Tipos de indicadores 

Actualmente, hay varios tipos de indicadores disponibles para los gerentes. La elección de los indicadores o KPI y el momento de su uso dependen de las necesidades y la planificación de la actividad. 

Entre estos indicadores podemos mencionar: 

– Indicadores externos e internos: Los indicadores internos son empleados para medir el logro de los objetivos planteados en los diferentes departamentos o áreas de la empresa. Del resultado de estos indicadores se puede determinar el logro de los objetivos generales de la empresa.

Por otra parte, los indicadores externos se emplean para medir la aceptación o no de los productos en audiencias externas de la empresa. 

– Indicadores cualitativos y cuantitativos: Los indicadores de gestión cualitativos ayudan a medir y conocer la percepción y opinión sobre los productos, servicios y gestión de atención. 

Los indicadores cuantitativos se expresan y miden en cifras y permiten medir los resultados de la gestión en las diferentes fases de la planeación estratégica.

– Indicadores según el periodo de tiempo: corto, mediano y largo plazo: Una planeación estratégica define objetivos a corto, mediano y largo plazo. 

Los indicadores de gestión según el periodo de tiempo se emplean para conocer los resultados esperados y realizar las correcciones necesarias al plan estratégico. 

Seguimiento del Plan Estratégico con el Balanced Scorecard

Cuando se elabora un plan estratégico en una empresa se necesita una forma de identificar, gestionar y medir sus objetivos estratégicos. Una de las herramientas que permite hacer ese seguimiento es el Balanced Scorecard o Cuadro de Mando Integral (BSC)

Esta es una herramienta de gestión del desempeño que ayuda a definir la estrategia y luego implementarla identificando planes de acción. También ayuda a las organizaciones a monitorear el progreso de la empresa hacia el logro de resultados estratégicos mediante el seguimiento de los indicadores clave de rendimiento (KPI). 

El primer componente de un Cuadro de Mando Integral es el Mapa Estratégico. El Mapa de estrategia es la parte más importante del Balanced Scorecard y enumera todos los objetivos estratégicos en una página que representa las cuatro perspectivas diferentes críticas para el éxito empresarial: cliente, finanzas, crecimiento y procesos comerciales internos y aprendizaje.

El segundo componente del Balanced Scorecard son los Planes de Acción que aseguran que se implementen los programas e iniciativas adecuados para lograr los objetivos estratégicos. 

Los KPI son el tercer elemento de un Cuadro de Mando Integral. Los KPI permiten a las empresas medir y monitorear el progreso con respecto a los objetivos estratégicos que se describen en el Mapa de estrategia. 

Errores que se deben evitar en la planeación estratégica de una empresa 

La planificación estratégica no es una tarea fácil. Por lo tanto, a menudo ocurren errores comunes. 

Veamos algunos errores que se deben evitar cuando se ejecuta la planeación estratégica de una empresa: 

Falta de responsabilidad

La creación de una estrategia eficaz requiere comentarios interdepartamentales y multifuncionales de toda la empresa. Sin embargo, para que el plan estratégico no dé lugar a inconsistencias, una persona debe asumir la responsabilidad de la composición final, documentación e implementación de la estrategia. 

Mala comunicación

La mayoría de los problemas, tanto comerciales como personales, son el resultado de una mala comunicación. 

La colaboración eficaz es uno de los aspectos más importantes y desafiantes del proceso de planificación estratégica. Aun así, puede resultar difícil obtener toda la información que necesitas, especialmente a medida que una empresa crece. 

Falta de alineación

Un plan estratégico implementado idealmente no tiene sentido sin una dirección estratégica. Tienen que existir aportaciones de todas las áreas de la empresa y en todos los niveles para que todos comprendan el panorama, los desafíos y la dirección que tiene más sentido. 

Implementación lenta

Las empresas de rápido crecimiento a menudo se enfrentan a un cambio casi constante en tareas, roles, equipos y estrategias, y la innovación es primordial. Como resultado, los planes estratégicos en los que se ha trabajado durante semanas a menudo se consideran obsoletos poco después de su elaboración. 

Si los equipos tardan en implementar el plan, pronto quedará obsoleto y dejará de ser relevante para los procesos y prioridades del día a día.

planificación financiera

Conclusión

La planeación estratégica es el principio y el fin de cualquier gestión empresarial, independientemente de que se trate de una gran empresa o de un único propietario. 

Con ella se persigue el objetivo de una coordinación óptima de la empresa y sus actividades comerciales con el entorno empresarial para garantizar un desarrollo corporativo exitoso a largo plazo.

Como parte del proceso de planificación estratégica se realiza un análisis de la situación interna y externa de la empresa, la previsión de efectos futuros y la valoración o decisión sobre posibles opciones estratégicas de actuación.

Es por ello que la transparencia y los objetivos bien fundamentados en la planificación empresarial reducen los riesgos y te ayudan a que tu empresa se diferencie de la competencia.

Leave a comment

×

Hola! 👋

¡Escríbenos a WhatsApp si deseas comenzar a actuar en grande!

× Escríbenos a WhatsApp